Sexualidad: 7 consejos para aprender a dejarse llevar

Sexualité : 7 astuces pour apprendre à lâcher prise
Table des matières

En nuestra sociedad, la sexualidad es un tema a menudo tabú y rodeado de muchas expectativas. Sin embargo, es un aspecto esencial de nuestro bienestar e intimidad. Aprender a dejarnos llevar cuando mantenemos relaciones sexuales puede ayudarnos a vivir momentos más satisfactorios y auténticos. Aquí tienes siete consejos que te ayudarán a conseguirlo.

1. Toma conciencia de tus bloqueos y creencias limitantes

1. Prendre conscience de ses blocages et croyances limitantes

En primer lugar, tómate tu tiempo para hacer una evaluación personal de tu relación con la sexualidad y de tus creencias al respecto. Las experiencias pasadas y los mensajes transmitidos por quienes nos rodean o por la sociedad pueden dar lugar a miedos e ideas preconcebidas que inhiben nuestra capacidad de dejarnos llevar. Identifica estos obstáculos y libérate de ellos.

A. Haz examen de conciencia

Pregúntate qué puede estar impidiéndote entregarte plenamente durante el acto sexual. ¿Es miedo a ser juzgado, falta de confianza en ti mismo, una historia personal dolorosa? Esto te ayudará a poner palabras a esos bloqueos y a comprenderlos mejor.

B. Sustituye los pensamientos negativos por positivos

Una vez que hayas identificado tus creencias limitantes, intenta sustituirlas por pensamientos más constructivos y gratificantes. Por ejemplo, si crees que la sexualidad es una fuente de ansiedad, intenta centrarte en los aspectos positivos que puede aportar, como el placer y la relajación.

2. Cultive la comunicación con su pareja

La comunicación es un elemento clave para dejar de lado la sexualidad. Crea un clima de confianza y comprensión mutua entre la pareja. Así que no dudes en hablar abiertamente con tu pareja sobre tus deseos, tus límites y cualquier temor que puedas tener.

A. Expresa tus sentimientos sin juzgar

Dígale a su pareja cómo se siente, tanto emocional como físicamente, sin miedo a ser juzgado. Explique sus necesidades con calma y espere recibir a cambio reacciones respetuosas y afectuosas.

B. Tener en cuenta los deseos de la otra persona

Escuchar las necesidades y deseos de tu pareja fomenta un sentimiento de complicidad e igualdad que hace mucho más fácil dejarse llevar. Esté atento a las señales verbales y no verbales de la otra persona, y muéstrese empático y comprensivo.

3. Céntrate en las sensaciones más que en el rendimiento

Uno de los principales obstáculos para liberarse de la sexualidad suele ser la presión por rendir. Para superarlo, intenta centrarte en las sensaciones y emociones que sientes en lugar de en conseguir un objetivo concreto (orgasmo, duración del coito, etc.).

A. Practica la atención plena

La atención plena consiste en estar presente en el momento y prestar mucha atención a tus sensaciones. Aplicada a la sexualidad, esta práctica puede ayudarte a superar los pensamientos parásitos y a reconectar con tu cuerpo y tu placer.

B. Explorar nuevas prácticas

Para salir de la rutina y ampliar tus horizontes sexuales, no dudes en experimentar cosas nuevas con tu pareja: posturas, juegos eróticos, masajes, etc. Lo importante es permanecer abierto y curioso.

4. Cuida tu cuerpo y tu mente

Una mente sana en un cuerpo sano es un adagio que cobra todo su sentido cuando se trata de sexualidad. Dedica tiempo a mimar tu cuerpo y tu mente para aumentar la confianza en ti mismo y tu capacidad para dejarte llevar.

A. Adopta un estilo de vida saludable

Una dieta equilibrada, ejercicio regular y un sueño reparador son factores que favorecen una vida sexual satisfactoria. También deberías tomarte tiempo para relajarte y volver a concentrarte utilizando técnicas de relajación como la meditación o el yoga.

B. Dé importancia al placer personal

La masturbación es un excelente medio para conocer mejor tu cuerpo y desarrollar la confianza en ti misma. No dudes en concederte momentos de intimidad a solas para explorar tus zonas erógenas y tus fantasías.

5. Crea un ambiente propicio a la relajación y el placer

El entorno en el que practiques sexo puede influir mucho en tu capacidad para dejarte llevar. Para crear una atmósfera relajante y sensual, asegúrate de elegir un lugar cómodo, tranquilo y libre de distracciones (teléfono móvil, televisión, etc.).

A. Utiliza los cinco sentidos

Estimule sus sentidos y los de su pareja mediante aromas (aceites esenciales, velas perfumadas), música suave, iluminación tenue, texturas (ropa de cama sedosa) y sabores (afrodisíacos naturales, juegos traviesos con la comida, etc.).

B. Tómate tu tiempo

Tómate tu tiempo y déjate guiar por tus deseos y los de tu pareja. Los preliminares son esenciales para que todo el mundo se sienta a gusto y esté preparado para la experiencia completa.

6. Acepta que no tienes el control

Dejarse llevar significa renunciar al control y aceptar que las cosas no siempre salen según lo previsto. En lo que se refiere al sexo, esto significa aceptar lo inesperado (caricias incómodas, risas, emociones diversas…) sin cuestionar la intimidad que compartís.

A. Cultivar la amabilidad hacia uno mismo y hacia la pareja

Aprende a perdonarte por tus errores y a ver los errores de la otra persona como una oportunidad para aprender y crecer juntos. La amabilidad y la tolerancia son valores esenciales a la hora de desprenderse de la sexualidad.

B. Recuerda que cada relación es única

Cada relación sexual es diferente, como cada pareja y cada individuo. No intentes reproducir un modelo ideal ni comparar tu experiencia con la de los demás, sino apreciar la singularidad de tus momentos íntimos.

7. Recurre a un profesional si lo necesitas

Si, a pesar de todos tus esfuerzos, te sigue costando soltarte durante las relaciones sexuales, no dudes en consultar a un especialista: sexólogo, psicólogo, terapeuta de pareja, etc. Estos profesionales están ahí para ayudarte a superar tus bloqueos y recuperar un equilibrio sexual armonioso.

Partagez la publication :

A Lire Aussi :