Los 10 tabúes sobre el sexo que probablemente no conozcas

Les 10 tabous sur la sexualité que vous ignorez sûrement
Table des matières

La sexualidad es un tema que suscita mucho debate y controversia, entre otras cosas por los diversos tabúes que la rodean. Y, sin embargo, es esencial romper esos tabúes para disfrutar de una vida sexual plena y sin ataduras. Así que aquí tienes una lista de 10 tabúes sobre la sexualidad que a menudo se malinterpretan, pero que están muy presentes en nuestra sociedad.

1. Las relaciones sexuales son obligatorias en una pareja

No es cierto que el sexo sea una obligación en una relación. De hecho, cada pareja tiene sus propios ritmos y deseos, y es perfectamente posible sentirse realizado sin tener relaciones sexuales frecuentes. Lo más importante es encontrar un equilibrio entre tus deseos y respetar las decisiones de tu pareja.

2. El sexo oral es degradante

Este tabú está especialmente extendido y persiste en ciertas culturas. Sin embargo, el sexo oral puede ser muy placentero y beneficioso para ambos miembros de la pareja cuando se practica con respeto y consentimiento. Recuerda queno existe una jerarquía de prácticas sexuales y que cada uno es libre de elegir las que más le convengan.

3. Las mujeres tienen menos deseo sexual que los hombres

Desgraciadamente, este tópico sigue estando muy extendido en nuestra sociedad. Sin embargo, se ha demostrado que el deseo sexual varía de un individuo a otro, independientemente del sexo. Por lo tanto, las mujeres pueden tener tanto deseo y apetito sexual como los hombres, y esto no es un tabú del que deban esconderse.

4. El sexo fuera del matrimonio es inmoral

Ciertas creencias religiosas o culturales siguen promoviendo esta idea, aunque esté desfasada. Es importante entender que cada uno es libre de elegir sus prácticas sexuales y sus parejas, sin ser juzgado por su estado civil. El respeto y el consentimiento mutuo son los valores clave de una relación sexual sana, ya sea antes, durante o después del matrimonio.

5. La homosexualidad es una aberración

Aunque las actitudes están cambiando gradualmente, este tabú aún persiste en algunas partes del mundo. Sin embargo, la homosexualidad es una orientación sexual tan natural y legítima como la heterosexualidad. Todo el mundo es libre de amar a quien quiera, sin ser discriminado o estigmatizado por su orientación sexual.

6. Hay que tener mucho sexo para ser feliz

También en este caso, este tabú puede presionar innecesariamente a las parejas. La frecuencia de las relaciones sexuales varía de una persona a otra y depende de muchos factores, como la edad, los niveles de estrés, la salud física o mental, etc. No existe una forma estándar de tener relaciones sexuales. No existe una norma universal para la frecuencia sexual, y es importante respetar las necesidades y los límites de la pareja.

7. El sexo siempre es sinónimo de placer

Este tabú puede llevar a algunas personas a creer que son anormales si no experimentan placer sistemáticamente durante las relaciones sexuales. Sin embargo, es perfectamente normal que algunas experiencias sean menos satisfactorias que otras, y esto puede depender de diversos factores (cansancio, estrés, falta de cercanía con la pareja, etc.). Lo importante es comunicarse con la pareja y buscar juntos la manera de mejorar la calidad de las relaciones sexuales.

8. La masturbación es vergonzosa

La masturbación suele considerarse un tema tabú, especialmente para las mujeres. Sin embargo, la masturbación es perfectamente natural y puede incluso tener efectos beneficiosos sobre la salud mental y física. En concreto, la masturbación te permite conocer mejor tu cuerpo y tus deseos, lo que puede contribuir a una vida sexual más satisfactoria.

9. Las personas mayores no tienen deseo sexual

Este tabú se basa en la falsa creencia de que el deseo sexual desaparece con la edad. En realidad, la sexualidad evoluciona a lo largo de la vida y puede adoptar diferentes formas en distintos momentos. Muchas personas mayores siguen disfrutando de una vida sexual activa y satisfactoria, a pesar de los cambios fisiológicos que pueden producirse con la edad.

10. Los problemas sexuales son raros y vergonzosos

Por último, es importante recordar que los problemas sexuales (como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o la dificultad para alcanzar el orgasmo) son más comunes de lo que pensamos y afectan a muchas personas. No dude en hablar de ello con un profesional sanitario o un terapeuta especializado, para poder encontrar soluciones adecuadas y recuperar una vida sexual plena.

Derribando estos tabúes y adoptando un enfoque abierto y respetuoso de la sexualidad, todos podemos contribuir a una sociedad más tolerante y solidaria con nuestros deseos y prácticas sexuales.

Partagez la publication :

A Lire Aussi :