Los peligros de los cigarrillos electrónicos para la fertilidad masculina

Table des matières

Cuando aparecieron los cigarrillos electrónicos a mediados de la década de 2000, se presentaron como una alternativa segura al tabaco. Sin embargo, cada vez está más claro que el vapeo no está exento de riesgos. Numerosos estudios recientes indican que los cigarrillos electrónicos podrían perjudicar no sólo nuestra salud en general, sino también nuestra fertilidad. El vapor de agua permite inhalar nicotina en forma de vapor en lugar de humo. Así, en lugar de quemar tabaco como hacen los cigarrillos tradicionales, un dispositivo vaping calienta un líquido a base de agua que contiene diversos elementos como nicotina, aromatizantes y sustancias químicas.

Composición de los cigarrillos electrónicos y riesgos para la salud

Los cigarrillos electrónicos no producen alquitrán ni monóxido de carbono, algunos de los productos más nocivos del humo del tabaco, lo que parecía una ventaja considerable cuando se introdujeron por primera vez. El vapeo se convirtió rápidamente en una alternativa popular al tabaco y muchos fumadores lo adoptaron para intentar dejarlo. Aunque en muchos aspectos el vapeo puede ser mejor para la salud que fumar, sigue conteniendo una serie de sustancias químicas nocivas que pueden causar daños físicos similares a los del tabaco. Entre ellas se incluyen:

  • Partículas de nicotina, como en los cigarrillos;
  • Partículas ultrafinas que pueden causar daños pulmonares;
  • Diacetilo, una sustancia química relacionada con muchas enfermedades pulmonares;
  • Metales pesados como el plomo;
  • Acroleína, un herbicida que puede causar daños pulmonares;
  • Glicoles relacionados con enfermedades pulmonares;
  • Cadmio, un metal tóxico que también se encuentra en los cigarrillos tradicionales;
  • Benceno, un carcinógeno que también se encuentra en los gases de escape de los coches.

Investigación sobre el vapeo y la fertilidad masculina

Aún nos queda mucho por aprender sobre la fertilidad masculina y los factores que la afectan. Sin embargo, estudios recientes sugieren que el vapeo no es beneficioso para la salud del esperma. Un estudio reciente realizado en animales por investigadores turcos de la Universidad Sivas Cumhuriyet demostró que el vapeo podría estar relacionado con una disminución del recuento de espermatozoides y de la libido, así como con una reducción del tamaño testicular.

Otro estudio realizado en 2016 en ratas mostró un impacto negativo del líquido para vapear sin nicotina en los niveles de testosterona. En 2017, un estudio realizado por el University College de Londres demostró que los productos que contenían nicotina eran más eficaces para reducir el recuento de espermatozoides que los productos sin nicotina. En 2020, un estudio danés descubrió que los hombres que fumaban regularmente tenían un recuento de espermatozoides más bajo que sus homólogos no fumadores.

Proteger la fertilidad: hacia el abandono total del tabaco

Cuando se trata de preservar tu fertilidad, necesitas hacer todo lo posible para limitar la penetración de sustancias químicas tóxicas en tu cuerpo. Si eres fumador, puede parecer que vapear es un buen paso intermedio para dejar de fumar; sin embargo, la única forma de asegurarte de que no perjudicas a tus «nadadores» es dejar de fumar por completo en cualquiera de sus formas.

Pasarse a soluciones alternativas como los sustitutos de la nicotina (parches, chicles, pastillas) o métodos no medicinales (hipnosis, acupuntura) podría ser beneficioso en este proceso. Es importante contar con el apoyo de profesionales sanitarios para aumentar las posibilidades de éxito y mantener una vida sexual sana y satisfactoria.

Partagez la publication :

A Lire Aussi :