Piel deshidratada y piel seca: entender las diferencias

Table des matières

La piel deshidratada y la piel seca suelen considerarse problemas similares. Sin embargo, es esencial entender las diferencias entre ellas para elegir el tratamiento adecuado y cuidar tu piel correctamente. En este artículo, exploramos las especificidades de estos dos tipos de piel para que puedas adoptar el tratamiento adecuado.

¿Qué es la piel deshidratada?

La piel deshidratada es esencialmente carente deagua. Puede afectar a cualquier tipo de piel, ya sea grasa, mixta o seca. La piel deshidratada se caracteriza por :

  • Una sensación de tirantez e incomodidad
  • Finas líneas de expresión causadas por la deshidratación
  • Tez apagada y falta de luminosidad
  • Pérdida de elasticidad
  • Zonas grasas con producción excesiva de sebo

La deshidratación de la piel puede deberse a diversos factores externos, como la exposición al sol, la contaminación, el uso de productos cosméticos demasiado agresivos o el frío. También influyen los hábitos de vida, como beber poca agua, llevar una dieta desequilibrada, fumar y el estrés.

¿Cómo se puede tratar y prevenir la piel deshidratada?

Eau

Para devolver la hidratación a la piel, se recomienda

  • Aumentar la ingesta de agua, asegurándose de beber al menos 1,5 litros al día.
  • Utilizar productos con activos hidratantes, como el ácido hialurónico o la glicerina, específicos para pieles deshidratadas.
  • Adopte una rutina de cuidado de la piel adecuada, que incluya un limpiador suave, un sérum hidratante, una crema hidratante no comedogénica y un protector solar diario.
  • Proteja su piel de los agresores externos (frío, sol, contaminación).
  • Siga una dieta sana y haga ejercicio con regularidad.

¿Qué es la piel seca?

La piel seca se caracteriza por la falta de lípidos, es decir, de grasa. A diferencia de la piel deshidratada, suele ser un tipo de piel en sí misma y no una afección temporal. Las principales características de la piel seca son

  • Sensación de tirantez
  • Sensación constante de incomodidad
  • Un aspecto áspero y escamoso
  • Aparición de rojeces y grietas

Las causas de la piel seca pueden ser genéticas, hormonales o debidas a factores ambientales como el frío, el viento y las variaciones de temperatura.

¿Cómo se puede tratar y prevenir la piel seca?

Para cuidar la piel seca, es importante :

  • Aplicar a diario una crema hidratante rica en lípidos para ayudar a restaurar la barrera cutánea.
  • Utilizar técnicas de limpieza suaves para no dañar la piel, como evitar el agua excesivamente caliente y los exfoliantes abrasivos.
  • Elegir productos específicamente formulados para pieles secas, con ingredientes nutritivos y reparadores como aceites vegetales (almendra dulce, jojoba) o manteca de karité.
  • Protege tu piel de las agresiones externas (frío, viento, variaciones de temperatura) utilizando el equipo de protección adecuado (bufanda, gorro, guantes).
  • Humidifique el aire de la habitación con un humidificador o colocando un recipiente con agua cerca del radiador para evitar que la piel se seque aún más.

Piel deshidratada y seca: diagnóstico y adaptación de los cuidados cutáneos

Para identificar si su piel está deshidratada, seca o ambas cosas, es aconsejable consultar a un dermatólogo, que podrá hacer un diagnóstico preciso. No obstante, puede empezar a observar su piel a diario y adaptar su rutina de cuidados en función de las necesidades que manifieste.

  • Si nota la piel tirante sobre todo después de limpiarla y la aplicación de una crema hidratante le proporciona un alivio inmediato, probablemente esté deshidratada.
  • Si su piel tiene un aspecto escamoso, se siente áspera y tiene una sensación constante de incomodidad incluso después de aplicar cremas hidratantes, probablemente esté seca.
  • Tenga en cuenta que también es posible tener tanto la piel seca como deshidratada, lo que requiere un tratamiento combinado para tratar ambos tipos de deficiencias.

Por último, es esencial escuchar a tu piel y reajustar periódicamente tu rutina de cuidados para tener en cuenta cualquier cambio o necesidad específica relacionada con las estaciones y las agresiones externas.

Partagez la publication :

A Lire Aussi :